¿Cómo está tu autoestima? Compruébalo ahora mismo

Uncategorized 1142 Visitas
Cargando...

La forma en que una persona se valora está influenciada en muchas ocasiones por los agentes externos o el contexto en el que se encuentra el individuo, por ello puede cambiar a lo largo del tiempo.

En este sentido, la autoestima puede aumentar o disminuir a partir de situaciones emocionales, familiares, sociales o laborales, incluso, por nuestra autocrítica positiva o negativa.

Alta autoestima
Las personas con una alta autoestima se caracterizan por tener mucha confianza en sus capacidades. De este modo, pueden tomar decisiones, asumir riesgos y enfrentarse a tareas con una alta expectativa de éxito, esto se debe a que se ven a sí mismas de un modo positivo.

A medida que nuestra alta autoestima sea mayor nos sentiremos mejor preparados, con mayor capacidad y disposición para realizar diversas actividades, tendremos mayor entusiasmo y ganas de compartir con los demás.

Cargando...

Baja autoestima
Las personas con baja autoestima se pueden sentir inseguras, insatisfechas y sensibles a las críticas. Otra característica de las personas con baja autoestima puede ser la dificultad de mostrarse asertivas, es decir, de reclamar sus derechos de una manera adecuada.

La baja autoestima puede derivar por diversas razones como, por ejemplo, la valorización que hacemos hacia nosotros mismos, la opinión que tenemos de nuestra personalidad, nuestras creencias, entre otros.

¿Cuál es la opinión que tienes sobre ti? ¿Qué opinas sobre tu apariencia física, tus aptitudes, tus éxitos profesionales y personales y tu vida afectiva? El éxito de uno de varios de estos ámbitos no garantiza que tu autoestima sea alta, ésta es más bien el resultado de un equilibrio entre estos diferentes aspectos.
Conoce si tienes dicho equilibrio o no realizando el siguiente test

Como mejorar tu autoestima

Ser consciente de los pensamientos. Para mejorar tu autoestima, en primer lugar, debes ser consciente de cuáles son tus pensamientos tanto sobre ti mismo, como sobre los demás y sobre el mundo en general. Estos pensamientos o valoraciones que hacemos sobre nosotros mismos, sobre los demás o sobre lo que pasa suelen tener una connotación negativa o positiva según nuestro sistema de creencias.
Reconocer las creencias. Si quieres mejorar tu autoestima, en segundo lugar, debes examinar qué creencias existen detrás de estos pensamientos. Es decir, muchas de tus características son neutras, sin embargo, existen creencias arraigadas que hacen de filtro en nuestra mente. Entonces, al observar la realidad objetiva y neutra, nuestro propio filtro se encarga de valorar negativamente o postivamente esas características.
Cuestionar las creencias. En tercer lugar, cuando ya eres consciente de las creencias que hacen que te evalúes de forma deficiente o negativa a ti mismo, para mejorar la autoestima, puedes empezar a cuestionar estas creencias que has ido adquiriendo.
Cambiar las creencias. En este punto, tras cuestionar las creencias, puedes preguntarte si realmente son ciertas para ti o no. Si no lo son, puedes reemplazarlas por otras que sean más objetivas y ciertas para ti.

Loading...
Cargando...
Compartir

Comentarios